Este es uno de los impuestos que da más dolores de cabeza en general por su complejidad, así como por la diferente tributación que tiene en cada Comunidad Autónoma.

Estas transmisiones puede ser inter vivos, en tal caso estaríamos ante una donación, o bien por mortis causa, que nos encontraríamos en el supuesto de una herencia.

En ambos casos, lo que se grava son los incrementos de patrimonio que generan las herencias o donaciones.

¿Qué es el impuesto de Sucesiones?

El impuesto de Sucesiones y Donaciones es un tributo que grava las transmisiones a título gratuito realizadas entre particulares.

Debemos tener en cuenta que este impuesto solo afecta a las personas físicas, en el caso de que en la transmisión estuviera implicada una persona jurídica, como puede ser por ejemplo una empresa, los incrementos generados tributarían por el impuesto de sociedades.

El impuesto sobre sucesiones y donaciones es exigible en todo el Estado español con ciertas peculiaridades en cada autonomía ya que se encuentran cedidos, y con las especialidades de los regímenes especiales de los Territorios Históricos del País Vasco y la Comunidad Foral de Navarra.

Las Comunidades Autónomas pueden aplicar reducciones en la base imponible de este impuesto, lo que en la práctica conlleva una clara diferenciación local a la hora de soportar este tributo.

¿Quienes están obligados a tributar?

Quedan obligados a tributar por este impuesto, es decir, como sujetos pasivos:

  • Los herededos por un lado, en caso de una herencia sobre la masa hereditaria que reciban
  • Los donatarios, por el importe o riqueza que reciben como consecuencia de una donación.

Tipos de Herencia. Testamento si o no

En el supuesto de la herencia podemos tener varios supuestos.

  • Existencia de Testamento. Serán los herederos en función de la distribución que se establezca en la herencia.
  • Sucesión intestada, que se da cuando no hay testamento.

En el caso de sucesión intestada heredan primero los hijos y descendientes, caso de no existir los anteriores los ascendientes como padres y abuelos.

A continuación el cónyuge,  y caso de no existir este, se pasaría ya a los hermanos  y parientes de estos.

Recuerda que los herederos en España deben aceptar la herencia, en el caso de que no lo hagan, es decir, renuncien a la misma no quedan sujetos por este impuesto, ya que no se va producir ningún incremento patrimonial.

Donde se paga el impuesto de sucesiones y donaciones.

 

Esta cuestión es importante, ya que como hemos dicho el impuesto se encuentra transferido a cada Comunidad Autónoma y en la práctica la tributación puede ser muy diferente en función donde se haga el pago del impuesto.

En el supuesto de Sucesiones, es decir, por mortis causa, se debe tributar en la Comunidad Autónoma donde residía el fallecido,  jurídicamente, se denomina causante.

En  la donación, la tributación se realiza tomando el domicilio habitual de la persona que recibe la donación, es decir, la residencia del donatario, salvo que la donación se trata de un bien inmueble, por ejemplo una vivienda, la tributación se realiza en la Comunidad Autónoma donde esté ubicado el inmueble.

Plazos para liquidar el impuesto.

 

  • El impuesto se devenga en el momento del fallecimiento para las sucesiones.
  • Para la donación en el momento que el donatario la acepta.
  • La liquidación del impuesto de sucesiones se realiza en un periodo posterior, que pasamos a fijar.
  • Desde el devengo del impuesto hay un plazo de seis meses para la presentación de la declaración y el correspondiente pago, si procede.

Quien paga el impuesto de sucesiones.

 

En el caso de sucesiones estarán obligados, los herederos que acepten la herencia, en las donaciones, el donatario que la acepte.

Cuando prescribe el impuesto de sucesiones.

 

El impuesto de sucesiones y donaciones, al igual que todos los impuestos, prescribe en el plazo de 4 años.

Debemos tener en cuenta, que la prescripción no se cuenta a partir del devengo del impuesto, es decir, la muerte del causante o la aceptación realizada por el donatario.

En este caso, la prescripción empieza a contar a partir de los seis meses de la muerte del fallecido, que es cuando hay que presentar la liquidación del impuesto.

Recuerda que el plazo de 4 años queda interrumpido si la Administración Tributaria nos hace cualquier requerimiento por este impuesto, por lo que el plazo empezaría volver a contar desde la fecha de notificación de este requerimiento.

Qué pasa si no pago el impuesto de sucesiones.

 

La Administración tributaria, Hacienda nos puede requerir en cualquier momento el pago del impuesto, siempre y cuando el mismo no haya prescripto.

Además, esta falta de presentación conlleva la imposición de sanciones pecunarias, que  suelen ser un porcentaje de lo dejado de ingresar. Se considera sanción grave.

En el supuesto que la deuda a ingresar superase los 120.000 euros, tendría la consideración de delito fiscal.

En el supuesto de que no se haya presentado declaración, sin que hubiera obligación de pagar, también hay sanción de unos 200 euros, se considera infracción leve.

Se puede presentar la declaración del impuesto de sucesiones fuera de plazo (seis meses desde el fallecimiento del causante) sin necesidad de requerimientos, que conlleva recargos.

Cálculo del impuesto sobre sucesiones y donaciones.

 

Determinada la base liquidable del impuesto, que vendrá determinada por el valor de los bienes entregados al sujeto pasivo (heredero o donatario), se aplican reducciones en la base imponible.

  • Estas reducciones son establecidas por el Estado y también cada Comunidad Autónoma que tiene establecidas las suyas propias.
  • A continuación tendremos que aplicarle una tarifa, que se multiplicará por la base imponible reducida, y el resultado obtenido nos dará la cuota íntegra del impuesto.
  • A esta cuota íntegra le aplicaremos unos coeficientes multiplicadores, que vendrá determinados por los tramos de patrimonio de los sujetos pasivos.
  • Con la operación anterior tendremos la cuota líquida del impuesto sobre sucesiones y donaciones.

Impuesto de Sucesiones por Comunidades.

 

A continuación, les dejamos unos enlaces con más detalle para calcular este impuesto en función de la Comunidad Autónoma donde nazca la obligación de pagar.

Como ya hemos dicho, caso de herencia, domicilio del fallecido, caso de donación, domicilio del donatario, es decir, la persona que recibe la donación.

Impuesto sucesiones no residentes.

 

Las personas que pertenezcan a la Unión Europea y residan en nuestro país, es decir los comunitarios que sean sujetos pasivos de este impuesto tributarán de la misma manera que los nacionales.

A partir del 2014, los residentes comunitarios podrá aplicarse las misma reducciones y beneficios que tenga establecidos la Comunidad Autónoma.

No existe por tanto discriminación fiscal respecto a los residentes de la Unión Europea.

El tratamiento es muy diferente para los no residentes que no sea comunitarios, por ejemplo un residente en Andorra o Estados Unidos.

En este caso, la declaración del impuesto se hace teniendo en cuenta solo la norma estatal, por lo que estos sujetos pasivos no pueden acogerse a las reducciones en la base imponible, que se suelen establecer en la mayoría de las Comunidades Autónomas.

Este tratamiento para extracomunitarios es discriminatorio como así ya ha manifestado el Tribunal Supremo en varias sentencias.

Se abre la posibilidad a que los extracomunitarios pueden aplicarse los beneficios que contemplan las Comunidades Autónomas.

También podrán solicitar la devolución de ingresos de declaraciones que se hayan presentado en los últimos 4 años sin haber aplicado las reducciones de las Comunidades Autónomas.

Say something here...
Cancel
You are a guest ( Sign Up ? )
or post as a guest
Loading comment... The comment will be refreshed after 00:00.

Be the first to comment.

 Contacta Aquí    

Tlfno. 91 279 38 73

info@adilco.net

Ultimas Noticias

Impuesto sobre Sucesiones y donaciones

Este es uno de los impuestos que da más dolores de cabeza en general por su complejidad, así como por la diferente tributación que tiene en cada Comunidad Autónoma.

Impuestos directos e indirectos

En materia fiscal, existen diferentes tipos de obligaciones, siendo una de ellas los tributos, los cuales se clasifican dependiendo de su naturaleza y tiempo de recaudación, entre otros aspectos.

Tipos de Impuestos y Tributos

Los impuestos son necesarios para facilitar servicios públicos de calidad, calles sin desniveles, escuelas públicas de excelencia y un sistema de salud público óptimo.

Impuestos Municipales y Autonómicos

Los Impuestos Municipales son los correspondientes al Ayuntamiento donde resides.

Calendario impuestos 2019

A continuación os dejamos las fechas determinantes para la presentación de impuestos durante el 2019.